lunes, 12 de diciembre de 2011

CRÍTICA SOBRE EL PRIMER CASO DE CATE MAYNES EN LESBICANARIAS


Un libro, casi, casi, salido del horno….esta es la parte donde podría hacer algún chiste sobre horno y bollos, pero voy a intentar que no se vayan tan rápido de este post (además hay que guardar estos chistes tontos para mejores ocasiones), el libro y su autora no tienen culpa alguna.

se podría decir que es una novela policial, así que ya pueden respirar aliviadas las que estaban un poco cansadas de tanta novela pastelosa romántica (me incluyo), a ver, que no tengo nada en contra del género, pero es bueno ir variando de vez en cuando.

Cate Maynes (que en realidad se llama Catherine Simone Maynes, pero será de ahora en adelante y para siempre Cate) es una detective privada un tanto… ¿Cómo decirlo? ¿Caótica? ¿Desastrosa?, ¿Irónica? ¿Querible?…es todo eso y más, es un personaje que te gana desde las primeras letras. Es todo lo contrario a esas protagonistas perfectas que solemos leer en otras historias, por el contrario, a Cate dan ganas de preguntarle si la podemos ayudar en algo. Tengo debilidad por los antihéroes, el sentido del humor y el cinismo, con lo cual rápidamente me encariñe con ella.

Tiene un pasado un tanto tormentoso, con un suceso que la ha dejado marcada y que ha hecho que deje su trabajo como policía y su ciudad natal. En la actualidad se dedica a trabajar como detective y a los placeres sexuales. Casi podría decir que la segunda actividad le consume mucho más tiempo que la primera, pero vamos…. ¿quién le puede decir que está mal? :D

Se pasea por la vida un poco como un alma perdida, pero todas las almas perdidas de buena madera, tienen personas especiales que se hacen cargo de ellas en los momentos de bajón, incluso cuando ellas no lo hacen. Como Cate es desastrosa pero buena gente, tiene quien cuida de ella, y es una de esas personas, quien le trae el caso que nos va a tener entretenidas de principio a fin.

Carol, la dueña del bar donde Cate deja caer su humanidad frecuentemente, (y quien muchas veces hace un poco de hermana mayor, madre, persona que le muestra lo errada que está, etcétera), será la encargada de contactar a nuestra Cate con Elora Brust, una señora rica y de lo más rancia, que está sufriendo un chantaje. Por supuesto no voy a contar quien la chantajea ni el motivo, creo que vale la pena que lo lean y lo descubran.

La historia es sumamente entretenida, el lenguaje no tiene florituras y está perfecto, hace que la historia te enganche de manera inmediata. Hay diálogos, sobre todo entre Carol y Cate que me han hecho reír mucho, en realidad el humor y la ironía recorren todas las páginas. Por supuesto, hay amor… ¿o qué se creían? ¿Qué Cate no se puede enamorar? Que sí, que se acuesta un día con una, un día con otra y otro día con las dos (no es una situación que vaya a rechazar de ninguna manera), pero también tiene su corazón.

Ojala tengan la posibilidad de leerlo y les guste como a mí….o bueno, también cabe la posibilidad de que no les guste, pero como sea, dejen algún comentario, ¿que sino como me entero? :)

http://lesbicanarias.es/2011/12/08/el-primer-caso-de-cate-maynesEnlace