martes, 2 de junio de 2009

Una aparición inesperada

toda decisión supone un riesgo. Y Tarsila, la protagonista de esta novela, no tiene ganas de asumir ninguno. Salir corriendo cuando Marlene, su novia desde hace tres años, le propone compartir piso, es un claro síntoma de sus dificultades para tomar decisiones. A partir de ese momento, su vida entra en una espiral de acontecimientos y de relaciones que se ven alterados por las repentinas apariciones de Natalie Clifford Barney, la Amazona de París.

ella le servirá de guía y de ejemplo para llegar a conocer su verdadera filosofía de vida. Y así, con la ayuda de Cristina y otros personajes que van desfilando por las páginas de esta novela, Tarsila inicia un camino que la llevará a reencontrarse con su primer amor, con su pasado familiar, a aprender las consecuencias de la mentira y a conocer personajes tan variopintos como una trompetista, ex-amante de Natalie, y una butch que es la líder de un movimiento reivindicativo de mujeres.

THAIS MORALES nació en 1964. Es licenciada en periodismo por la Universidad Autónoma de Barcelona y es autora de la novela Espejo retrovisor (Ellas editorial, 2005). Especialista en temas de historia del lesbianismo también ha publicado los ensayos «Pulp lésbico: el género del deseo», que apareció en el libro Amazonia: retos de visibilidad lesbiana (Laertes), y «La invisibilitat lesbiana en el franquisme», que se ha publicado en el libro Els altres represaliats y discriminats del franquisme (Edicions Bellaterra). Además ha publicado poemas y relatos en varias antologías, como el cuento «La erótica de las palabras», en el libro Un deseo propio (Bruguera, 2009), siendo finalista en la Bienal de Barcelona de 1989 con el cuento «El mechero homosexual». En el campo periodístico, ha publicado artículos, entrevistas y reportajes en medios como las revistas Nosotras, Dos punto dos, Sales y Zero.

1 comentarios:

Verónica (peke) dijo...

Curioso y a la vez interesante....

besotes de esta peke.

pd: te espero por mi rincon con una taza de cafe, si gustas...