jueves, 12 de marzo de 2009

Miradas insumisas


más allá de una idea convencional y limitada del «cine gay» y más allá de los silencios y distorsiones de la crítica (casi siempre masculina y casi siempre hetero), Miradas insumisas repasa las relaciones entre la experiencia homosexual, la fantasía homoerótica y el cine. Constituye una introducción a las diversas aproximaciones de los homosexuales al séptimo arte como espectadores, como críticos y como artistas, pero sobre todo es una invitación a cultivar una experiencia alternativa, provocadora y heterodoxa del cine.

los placeres cinematográficos siempre han tenido que ver con el deseo y el sexo. Unas veces invitaban a la exploración, otras trataban de imponer cierta ortodoxia. Muy a menudo se producían y se leían en clave heterosexual. La mirada insumisa, tal como se describe en este ensayo, se ofrece como una alternativa a la forma de ver, hacer y hablar de cine.

miradas insumisas de los espectadores gays, quienes, saltándose la censura y los estereotipos homófobos, proyectan deseo homoerótico, sacan del armario a camaradas y a amigas de toda la vida, descubren a la butch en Bette Davis, a la cómplice en Elizabeth Taylor y se ven reflejados en musicales, melodramas y películas Disney.

miradas insumisas de los creadores homosexuales, de Cukor a Almodóvar, pasando por Visconti, Pasolini, Fassbinder, Ventura Pons o Todd Haynes, que buscan modos de dar forma artística y narrativa, de maneras más o menos codificadas, a una experiencia personal y subcultural, a una perspectiva que siempre será mejor cuando más individual y a unas fantasías que no se someten al imaginario tradicional.

ALBERTO MIRA (Alzira, 1965) es profesor de cine en la Oxford Brokes University, donde enseña narrativa clásica y representaciones de género. Vive a caballo entre Gran Bretaña y Barcelona. Ha publicado diversos trabajos sobre cine y género; entre sus obras destacan el diccionario Para entendernos (Ediciones de la Tempestad, 1999) y el ensayo De Sodoma a Chueca. Una historia cultural de la homosexualidad en España en el siglo XX (Egales, 2004). También es autor de dos novelas: Londres para corazones despistados (Egales, 2005) y Como la tentación (Egales). Recientemente, ha llegado a la conclusión de que Mary Poppins ya no vendrá.