viernes, 13 de marzo de 2009

algunas opiniones sobre SANGRE COMO LA MÍA

«en Sangre como la mía cualquier ideal comienza y termina ―al fragor de la época― en una Nueva York en liquidación de gran tienda, en el último día de las grandes oportunidades: en la explosión final y en el entierro de un hombre joven atacado por el sida se escuchan los coletazos políticos de la era global.»
(Mónica Ríos, revista Sobre libros, Santiago de Chile)

«qué maravilla: otra vez un desconocido novelista chileno que me pilla en bragas.. y me hace gozar plenamente con la lectura de una de sus obras. Me sucedió hace algunos años con Pedro Lemebel, autor de Tengo miedo torero, y ahora con Jorge Marchant Lazcano. Su mundo tiene poco que ver con el de la loca Lemebel y su prosa exuberante y barriobajera, pero es igual de apasionante.»
(Bernardo M. Briz, Shanguide, dic/08)

«es cierto que Sangre como la mía contiene un retrato de tres generaciones marcadas por la homosexualidad, pero no lo es menos que esta bella, cautivadora, elegíaca novela es una indagación profunda en las pulsaciones o ritos con los que nos inventamos o reinventamos como seres humanos.»
(Camilo Marks, El Mercurio, Santiago de Chile)

«Sangre como la mía es una novela prodigiosa que atrapa desde el primer momento, con un lenguaje riquísimo, una compleja construcción y un pulso narrativo que no decae. Leyendo a Marchant a uno le vienen a la mente nombres como los de Arenas, Lezama Lima, Piñera, Puig, Zapata o Vallejo y desde luego él debería formar parte de la lista tras Sangre como la mía
(elputojacktwist, Dos Manzanas)

«a Marchant lo mueve una enorme voracidad narrativa que evoca a Manuel Puig en su rescate pop de figuras emblemáticas del cine norteamericano. Aparte de fragor, cinefilia y cuento, la novela tiene velocidad y convicción.»
(Héctor Soto, revista Capital, Santiago de Chile)

» ver cubierta del libro