sábado, 21 de mayo de 2011

LOS CUERPOS INCOMPLETOS, de ALFREDO IGLESIAS OTERO


¿Hasta cuándo podemos engañarnos a nosotros mismos? Y, sobre todo, ¿a qué precio? Jorge Freyre creía estar confortable y definitivamente instalado en la ilusión de la «normalidad», pero todo cambió en el tiempo de un fin de semana: apenas dos días y un encuentro casual bastaron para que descubriera (mejor sería escribir «confirmara») que no era la persona que aparentaba ser. A partir de ese instante, ya nada fue igual. Para reordenar su vida, Jorge decide abandonar Madrid y el trabajo que en la capitar tiene como creativo publicitario e instalarse en su Galicia natal, cerca de su madre y su hermana, en la confianza de que este regreso a la casilla de salida le permitirá reconciliarse con el pasado. Que es tanto como aceptarse tal y como es uno. Una labor ardua en la que contará con la insospechada complicidad de un adolescente desenvuelto y caprichoso, y durante la cual confirmará (aunque sea a costa de una porción de la felicidad burguesa y convencional que le estaba prometida a su hermana) que la hipocresía que le llevó a negarse a sí mismo sigue gozando de buena prensa.
Narrada en primera persona, Los cuerpos incompletos es una sincera y emotiva reflexión sobre los mundos grandes y pequeños que habitamos, sobre el peso de la familia y el papel de los amigos, sobre el sexo y la pasión, y sobre la verdadera naturaleza del amor. Editorial Egales.