martes, 14 de diciembre de 2010

Pastitas de hojaldre

ante los cientos de miles de matices que definen las relaciones humanas, sólo hay dos reacciones posibles: la depresión y la risa. Eligiendo este libro, eliges la segunda. Porque las historias de amor trágico dan risa, como risa da la época de celo en la oficina. Risa también da la religión, en su empeño por coartar nuestras erecciones, y no hablemos ya de la risa que puede provocarnos especular acerca de la sexualidad en el futuro, o averiguar por qué al pequeño Mowgli le gustaba tanto tumbarse sobre la panza de Baloo. Todo eso y mucho más se trata en esta nueva antología de Ralf König, un dulce espolvoreado de cinismo que demuestra que para la vida no hay terapia más efectiva que el humor.