lunes, 24 de agosto de 2009

notas sobre Shakespeare & Co.


ha habido dos famosas librerías Shakespeare and Company en París: la de Sylvia Beach, en la rue de L'Odeón, y la de George Whitman, en la rue de la Bûcherie. Aunque eso tampoco es del todo cierto, porque la primera Shakespeare & Co. la inauguró Sylvia Beach en el 8 de la rue Dupuytren, en noviembre de 1919. En 1921, Sylvia trasladó su negocio al 12 de la rue de L'Odéon, frente a La maison des amis des livres, la librería francesa que pertenecía a su amiga y compañera sentimental Adrienne Monnier.

la librería original ―la de Sylvia― es una de las más famosas de la historia, porque durante el periodo de entreguerras se convirtió en centro de reunión de escritores e intelectuales residentes en París, especialmente de procedencia estadounidense. Por su puerta pasaron, entre otros, Man Ray, Ezra Pound, Ernest Hemingway, Samuel Beckett, James Joyce, amén de los franceses: Valéry Larbaud, André Gide, Paul Valéry y el psicoanalista Jacques Lacan.

Sylvia Beach se comprometió como editora del Ulises de Joyce cuando el libro fue censurado en los Estados Unidos, aventura que por cierto la llevó a la quiebra. Otra anécdota conocida es el motivo del cierre de la librería. En el año 1941, un oficial alemán se encaprichó del ejemplar de Finnegan's Wake que estaba en el escaparate. Sylvia se negó a vendérselo, porque era el suyo, firmado por Joyce. El nazi la amenazó y dijo que volvería a por él al día siguiente. Entonces Sylvia llamó a la compañía y entre todos tardaron menos de 2 horas en desmontar las estanterías, esconder más de 5.000 volúmenes, tapar el letrero y descolgar al bardo de la gola al cuello. Al día siguiente, cuando el militar llegó, no quedaba rastro de la Shakespeare. Los alemanes no encontraron la librería, pero sí a la librera, que fue encarcelada durante seis meses en el campo de detención de Vittel. Sylvia nunca volvió a abrir la tienda y los libros permanecieron en paradero desconocido hasta el final de la guerra.

ya en los años 50, un librero espabilado llamado George Whitman abre su librería frente a Notre Dame. La bautiza también como «Shakespeare & Co.» y aprovechando la fama de la librería original, con ayuda de una decoración sugerente y una excéntrica gestión, consigue convertirla en un lugar de preregrinaje para turistas y escritores en ciernes.

más información:
Mademoiselle Shakespeare y compañía (ADN, 23-07-2008)
Lourdes ventura: la librería más famosa del mundo (El Mundo, 25-02-2002)
Francisco Javier Jiménez: Books, Shakespeare and Company. El caso Sylvia Beach (divertinajes.com)